Las cenas de los niños

He de reconocer que organizar las cenas de mis peques es algo que a veces me cuesta. Es el final del día y en pocas horas hay que organizar baños, alguna que otra lavadora, preparar uniformes, agendas del día siguiente y un sinfín de cosas. Todo ello generalmente sin ayuda porque, salvo el fin de semana,  cuando mi marido llega del trabajo los peques ya están dormidos.

Aunque alguna vez he dejado paso a la improvisación, generalmente dejo las cenas organizadas. Mientras que con Inés y Blanca todavía es fácil, un biberón y algo sólido como jamón york, tortilla francesa o pescado a la plancha, con Enrique, que tiene 6 años, tengo que pensármelo algo más para que tenga unas cenas variadas y no caer en los típicos precocinados, tan socorridos a veces.

No sé vosotros cómo lo hacéis, en mi caso lo primero que hago es hacer menús semanales con las cenas. Como Enrique come en el colegio, decido las cenas en función de lo que haya comido ese día en el cole. Es decir, si ha comido pescado al horno, le pongo, por ejemplo, una pechuga de pollo a la plancha o una tortilla francesa. Es decir, algo totalmente diferente a la comida del mediodía.

Otra costumbre que he incorporado es intentar que cene verduras de primero. Como en casa vamos siempre a la carrera, intento (digo intento, no quiere decir que lo consiga siempre 🙂 ) preparar cremas de verduras durante el fin de semana. Las congelo y esa mañana, antes de la gran evasión, dejo que se descongele uno de las tuppers. Así, a la hora de la cena ya se habrá descongelado y sólo habrá que calentarla.

En este mundo de la familia numerosa y la maternidad múltiple, he descubierto que el horno es mi gran aliado. En este sentido, me permite “despreocuparme” un poco porque mientras el pollo, el pescado o la quiche están haciéndose en el horno, puedo bañar a las niñas o jugar un poco con Enrique. Así que si eres de los que no lo utiliza mucho, te recomiendo que pruebes.

Otro de mis trucos para las cenas es añadir una ración extra de determinadas comidas que sé que mi peque se las puede tomar de cena un día, por ejemplo, lomo de cerdo al horno, carne en salsa o unas albóndigas de pescado pueden congelarse sin ningún tipo de problema y manteniendo su sabor.

Y, ¿qué pasa cuándo la inspiración no viene? porque yo no sé a vosotros, pero a veces estoy espesa y no se me ocurre nada más que tandem tortilla francesa+salchichas.  Para esos momentos, me gusta navegar por Internet  en dónde hay infinidad de páginas con muy buenas ideas.  Una de mis favoritas es  Webos Fritos , pero hay muchísimas más.

Y vosotros ¿cómo organizáis las cenas de vuestros peques?

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s