Consejos para crear momentos únicos si sois padres de gemelos

No sé si recordaréis que, en uno de mis primeros posts os comenté que con la llegada de las mellizas, tanto mi marido como yo teníamos claro que a Enrique, nuestro mayor, teníamos que dedicarle un tiempo específicamente para él, ya fuese yendo a los columpios, a merendar, al cine o simplemente hablando de cómo le había ido el día.

Las mellizas son todavía muy pequeñas, pero estando incluso embarazada había un tema que me rondaba en la cabeza, en concreto sobre mi capacidad para dedicarle, en cuestión de afectos, el mismo tiempo a una y a otra. Y es que, cuando tienes que atender sólo  un bebé eso no te lo planteas: lo coges en brazos, le haces pedorretas y le das besos sin cuestionarte si son muchos o pocos. Pero con dos la cosa cambia. ¿Le estaré dedicando más tiempo a Inés que a Blanca o viceversa? ¿se sentirá más querida una que otra? etc.

Estos pensamientos se los transmití a una mamá veterana en la maternidad múltiple, que en esos nueve meses me transmitió ante mucha tranquilidad y optimismo cada vez que nos encontrábamos en las clases de natación de nuestros hijos. Y es que lo bueno de que te vengan dos niños de golpe es que de repente empatizas con otros padres que están viviendo la misma experiencia y que han pasado por lo mismo que tú. La verdad es que me dijo algo que para mí tuvo todo el sentido del mundo, y que me está ayudando mucho en esta travesía del mundo gemelar. Su afirmación fue que el hecho de que me estuviese planteando si le estaba dedicando el mismo tiempo a una que a otra significaba  que seguro que ya lo estaba haciendo.

Es verdad que Inés y Blanca son todavía muy pequeñas y por lo tanto no podemos hacer los mismos planes que con Enrique pero, sí que me gusta reservar pequeños momentos con cada una de ellas por separado.  Es un momento en el que no tienen que compartir a mamá y se sienten únicas, además de ser un momento para reforzar el vínculo madre-hija.

Un ejemplo es el momento del baño. Si tenéis hijos sabéis como yo que el momento del baño es algo que suele gustar a los peques. A mis mellis tambien, así que ese momento lo vivimos con intensidad. Me gusta ponerles música tranquila, les hago pedorretas o juego un poquito con cada una de ellas. Después en la bañera nos lo pasamos bomba jugando con sus patitos de goma.

Otro ejemplo es el momento de las cenas. Al tener que darle un biberón a cada una, a veces me han preguntado si no se los doy a la vez. La verdad es que salvo momentos excepcionales tipo “bebés al borde de un ataque de histeria porque quieren el bibe si o sí”, me gusta darles el biberón por separado. Aquí bricoconsejo: Cuando les doy el biberón, la peque que tiene que esperar turno no está en la misma habitación, la dejo, por ejemplo, en su cuna. Es una forma de evitar lloros y protestas y por consiguiente una forma de rebajar el estrés materno :).

En fin, estos son sólo dos ejemplos de cómo intento que las peques tengan momentos especiales y en cierta forma que vayan teniendo su espacio. Os iré contando más…

 

 

Anuncios

Un comentario en “Consejos para crear momentos únicos si sois padres de gemelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s